Versión para imprimr

Fernando González Bernáldez fue reconocido con el primer  Premio Nacional de Medio Ambiente entregado en 1988 por su trayectoria en defensa de los valores ambientales. En 1992 este mismo premio fue otorgado a los grupos ecologistas españoles que decidieron conjuntamente que fuese el profesor Bernáldez el encargado de recogerlo. Al estar ya hospitalizado, lo recogió su esposa, Catherine Levassor.

Tras su muerte la Universidad Autónoma de Madrid ha dedicado uno de sus centros a la memoria del profesor Bernáldez. Se trata de la Biblioteca de Ciencias "Fernando González Bernáldez", situada en el campus de Cantoblanco de la UAM. En la entrada del centro, un panel informativo explica a los usuarios el sentido de esta denominación, resumiendo brevemente "El legado de González Bernáldez".  En la primera planta del edificio se encuentra el Centro de documentación de espacios naturales, iniciativa conjunta de la UAM y la Fundación Fernando González Bernáldez. En 2009 la biblioteca acogió una exposición homenaje cuyo formato virtual puede ser visitado en el siguiente enlace: Exposición homenaje a Fernando González Bernáldez.

En el campus de Cantoblanco también se le ha dado el nombre a una rotonda, poblada de jaras y otras plantas mediterráneas propias de los paisajes que tanto amó.

La figura y obra de Fernando González Bernáldez sigue generando interés en la actualidad. Sus libros y trabajos siguen siendo consultados y citados y su  papel como impulsor de la Ecología terrestre en España es reconocido. Radio Nacional de España le dedicó un programa en 2010:  Escribano Palustre: Fernando González Bernáldez.

 

 

 

 

Compartir